miércoles, 17 de septiembre de 2008

L-Carnitina Inyectable. Potente reductor localizado.


PARA HOMBRES Y MUJERES.
La L-carnitina (levo-carnitina) es un péptido formado por dos aminoácidos, lisina y metionina, la cual sirve como transportador a los ácidos grasos para introducirse en las mitocondrias y llevar a cabo el proceso de la beta oxidación.
La L-carnitina es un constituyente natural del organismo humano. Sólo el isómero L es biológicamente activo. Juegan papel esencial en el metabolismo de los mamíferos en cuanto a la producción de energía. Se requiere para el transporte de lípidos del citosol a la matriz mitocondrial, donde se lleva a cabo la betaoxidación con la producción de acetilcoenzima A y de energía mediante el ciclo de Krebs.
Debido a esto la L-carnitina es esencial para proporcionar el sustrato energético muscular. La deficiencia de L-carnitina primaria o secundaria, trae consigo alteraciones importantes en el metabolismo de los lípidos, manifestado tanto por una deficiente producción de energía, como por una acumulación de ácidos grasos libres y triglicéridos.
La betaoxidación de ácidos grasos intramitocondriales, para la cual se requiere de L-carnitina, es el mejor camino para la obtención de energía (ATP). La actividad física intensa provoca cambios metabólicos importantes ya que existe un aumento en el requerimiento energético.
En estas condiciones ocurre una gran pérdida y/o incremento de la demanda de L-carnitina para la utilización metabólica de lípidos, cuerpos cetónicos y cadenas de aminoácidos.
La L-carnitina es un compuesto no dopante que permite incrementar el rendimiento atlético, mejorando las evaluaciones ergométricas y la condición física, así como una mejora en la función cardiovascular.
La L-carnitina se absorbe en el intestino delgado, principalmente en el yeyuno. Ingresa a la circulación y se distribuye ampliamente en el organismo. Su presencia en tejidos sugiere la existencia de un sistema celular de captación selectiva en músculo esquelético y miocárdico, así como en hígado y riñón. La mayoría de la L-carnitina corporal se excreta en orina y heces.
Siendo una sustancia que existe normalmente en el organismo humano, no presenta efectos adversos incluso a dosis tan altas como 3grs (3000mg) diarios. Los estudios han demostrado que la L-carnitina no es mutagénica, teratogénica ni tiene efectos sobre la fertilidad ya que la L-carnitina es un constituyente normal en el humano.
La dosis recomendada es de 1000 a 2000 mg dia por medio o todos los dias según la baja de grasa que se desee.
Los resultados relacionados a la pérdida de masa grasa por plicometría, reducción del colesterol, reducción de los niveles de triglicéridos, incremento de la actividad metabólica y del balance energético son evidentes como se demuestra en el estudio de Kaats, G.R. donde se planteo la eficacia terapéutica a corto plazo en el tratamiento de la obesidad con un plan nutricional mejorado con L-carnitina y picolinato de cromo y una restricción calórica moderada.
Los resultados de este estudio proveen evidencia convincente que es posible al menos a corto plazo, la producción de reducciones significativas en la escala de peso corporal, masa grasa y colesterol sérico.
La L-carnitina se ha empleado desde hace unos 17 años con éxito en la comunidad deportiva y estetica integral, como un suplemento deportivo o complemento estético debido a su excelente resultado.